Consejos Inmobiliario

Vivienda heredada, ¿puedo renunciar a ella?

Si alguno de tus familiares más cercanos ya no está con vida y te ha dejado como herencia una casa, seguro tendrás algunas dudas de qué puedes hacer con ella si no quieres vivir allí. ¡sigue leyendo!

Heredar

Una vez que aceptas una vivienda y eres el propietario de la misma, ya no puedes renunciar a ella, en todo caso, solo puedes venderla o donarla.

En cambio, cuando eres el heredero, pero aun no has aceptado la vivienda por cualquier motivo que tengas, debes de saber que, aceptar una herencia coloca al heredero en la misma posición jurídica que aquella en la que se encontraba el propietario fallecido.

Es por ello que, no solo se heredan los bienes, sino que también heredas las deudas, las cuales tendrás que responderlas con el bien heredado y con tus propios bienes.

En los casos donde se reconoce que la deuda es muy grande, se puede optar por las siguientes opciones:

  • Aceptar a beneficio de inventario

Esta opción significa que las deudas se pagarán hasta donde los bienes de la herencia alcancen, sin afectar los bienes del heredero.

Si queda remanente tras pagar las deudas, este se le será otorgado al heredero; en el caso donde tras agotarse los bienes aún persistan deudas, el heredero no deberá pagar por las mismas y simplemente no obtiene herencia alguna.

  • Renunciar a la herencia:

En este caso no se reciben herencias ni bienes, sólo es necesario acudir al notario y manifestar la voluntad de renuncia.

Tras renunciar a una herencia, si no hay testamento, la misma se repartirá entre los demás herederos, si los otros herederos también renuncian a ella, entonces esta pasará al grado siguiente de herederos con el mismo parentesco, es decir a los hijos de todos ellos.  

Si hay testamento, el testador podrá nombrar quien será el siguiente individuo en heredar en caso de que el primer candidato opte por renunciar a la herencia.

Esperamos que la información te haya sido de mucha utilidad