Un dormitorio compartido entre padres e hijos

En el post anterior hablamos sobre cómo decorar una vivienda para alquilarla más rapido, a continuación compartiremos algunas ideas sobre dormitorios compartidos entre padres e hijos. 

Los dormitorios compartidos entre padres e hijos no tienen por qué ser infantiles

Lo que sí es muy importante es que los dos se sientan cómodos y tengan espacio para sus pertenencias, ya que es un espacio para todos. Aquí encontrarás algunos consejos para diseñar un dormitorio compartido cómodo, bonito y práctico para sus dos ocupantes.

La delimitación de distintas zonas garantiza la multifuncionalidad del espacio como por ejemplo (dormir, almacenar, jugar y trabajar. Todo el mundo necesita cierta  privacidad e intimidad, así que los espacios compartidos también deben contar con zonas personales. La cama del niño puede tener un espacio para jugar debajo, puede estar ubicada en una esquina, y la del adulto en la otra. Ambos disponen de espacio para guardar cosas y para trabajar, así como sus cosas  personales. En general, en cuanto a texturas y colores las maderas claras y los tejidos blancos con paredes oscuras de en el fondo dan al espacio un aspecto moderno y un poco menos infantil.

Un dormitorio compartido entre padre e hijos: la zona infantil

La zona infantil es como un pequeño refugio privado para el pequeño. Ente ejemplo las paredes son oscuras, y tiene estrellas pintadas que le dan un toque infantil muy divertido. Debajo de la cama hay una zona de juego con todos los juguetes, colocar unas flores decorativas en la pared y una especie de sofá. Los juguetes tiene que hacer a juego con el color de la pared los podemos dejar a la vista y quedan preciosos.

Un dormitorio compartido entre padres e hijos: la zona del adulto

La zona del adulto está se puede ubicar en la pared de enfrente, con la cama en dirección hacia la cama del niño, para poder verse mutuamente. Cuando no hay espacio para poner una mesa de noche, los rieles de pared y las soluciones de almacenaje colgantes quedan muy bien para tener las cosas importantes a la mano. Así el dormitorio tiene un toque más personal. Y por supuesto, no puede faltar una buena lámpara para poder leer por la noche.

Chico De La Habitación, Habitación Moderna, Vivero