Alquiler y la Propiedad de las Viviendas

En un post anterior hablamos sobre la inversión en bienes raices, a continuación te diremos si es compatible el alquiler y la propiedad de las vivivendas.

¿Son compatibles el alquiler y la propiedad de las viviendas?

Importantes representantes del sector inmobiliario afirman que tras la crisis del sector inmobiliario en el año 2007 la adquisición de casas ha descendido hasta el 77% mientras que el alquiler ha incrementado un 36% en los últimos 10 años.

También hacen hincapié en las sociedades anónimas cotizadas de inversión inmobiliaria, cuyo objetivo principal es invertir al menos el 80% de su activo en inmuebles urbanos para el alquiler, como método que sirve de ayuda al sector inmobiliario puesto que se ha destinado 2.500 millones de euros invertidos para este tipo de empresas.

Alquiler de sus propias casas para ganar liquidez.

La nueva alternativa que es más compatible con el alquiler con la propiedad de una vivienda se denomina Sale & LeaseBack.

La fórmula que ya han utilizado bancos y empresas en época de crisis, esto es, vender sus propias sedes y seguir en ellas, en situación de alquiler como inquilinos, para conseguir liquidez y evitar las deudas, está llegando al mercado de alquiler.

El propietario vende su vivienda y se convierte en arrendatario, firmando un único contrato donde se materializa la compra y venta, así como el arrendamiento.

Una alternativa para el alquiler y la propiedad de viviendas

Los bancos se adelantaron con la hipoteca inversa, pero ha salido esta nueva alternativa. La primera plataforma en el país de venta y alquiler simultaneo, dispone de un sistema donde los interesados presionan sin que sus ofertas sean vinculantes y el propietario de la vivienda comunica el precio de venta de su inmueble y lo que pagaría por su alquiler, esto le permite quedarse con la mejor oferta del mercado.

Las personas jubiladas y pensionadas son el perfil más habitual de estos contratos simultáneos de compraventa y arrendamiento, además pueden evitar así posibles problemas a sus herederos.